El vestido de novia

El vestido de la novia, es el elemento principal y fundamental de la imagen de la novia. No importa el color; más claro, más oscuro, más rosa o más gris. Ni siquiera el tejido, la largura, los detalles que tenga, etc. Lo importante es que cada novia tiene su estilo propio y es entonces cuando los ves juntos cuando te das cuenta que se funden en un solo elemento.

vestido de novia colgado en una habitacion fotografiado por will marsalaEl vestido es parte de la creación de la novia ya que lleva meses y meses trabajando junto a la diseñadora para que ese vestido no sea un vestido cualquiera, sino “El Vestido”. Es una decisión muy importante y tienes que estar muy decidida a la hora de comprarte uno o de diseñártelo. No vale un: “bueno, está bien” o un simple “es bonito, me gusta”. Cuando te lo pruebas tienes que mirarte en el espejo y sentir ¡es este! Tienes que enamorarte de él. Tiene que ser un amor a primera vista.

detalle en el hombro del vestido de novia de Aroa fotografiado por will marsalaEl caso es que va a ser el punto de mira de todos los invitados. Todo el mundo está deseando ver a la novia con su impresionante vestido. En el momento en el que ves a los dos juntos entrar, ahí, en ese preciso momento es cuando te das cuenta de la personalidad que tiene la novia y si ha acertado más o menos en su elección.

fotografia de la parte trasera del vestido de lydiaTenemos que decir que el día de la boda, todas las novias están radiantes, pero es cierto que  cuando las conoces un poco más, aunque sea poco y luego ves el vestido te das cuenta de que si ha elegido bien, la miras, lo miras y dices: ¡cómo te pega! es como si estuvieran hechos el uno para el otro. Bajo nuestro punto de vista sólo existe un vestido para cada novia. Cuando la elección es perfecta es como si los dos se eligieran mutuamente.

foto del vestido de novia de arancha de la parte trasera

>