Lo que da sentido a una boda

Como fotógrafo de bodas he tenido el privilegio de acompañar a muchas parejas en su gran día. Cada pareja es única, con su propio estilo, sus propias ilusiones, su propia historia… y todo ello se ve reflejado el día de la boda o al menos debería verse. Hoy vuestro fotógrafo de bodas quiere dedicaros unas palabras, precisamente, sobre esas bodas únicas en las que se respira amor en cada detalle, en cada momento, y tanto novios como invitados disfrutan del día siendo ellos mismos sin compromisos ni postureos.

WIll Marsala Fotografia bodas madrid_001

Ya desde la sesión de fotos preboda el fotógrafo de bodas tiene la oportunidad de conocer más sobre vosotros. Me gusta que me descubráis vuestra historia y que cuando lo hagáis os brillen los ojos y se escape alguna lagrimilla. Me encanta cuando no paráis de reír, de hacer bromas entre vosotros. Disfruto cuando un pareja desprende ternura en cada gesto. Si vienes a hacer tus fotos preboda pensando en el qué dirán o cómo quedará tu foto en las redes sociales o en tu blog de bodas preferido probablemente no disfrutes tanto tu preboda porque habrás dejado a un lado lo esencial: vosotros. Es un momento único y un recuerdo para siempre que reflejará la complicidad que existe en la pareja. ¡Aprovechadlo!

WIll Marsala Fotografia bodas madrid_002

En cuanto a mis novias, creo que no existe un vestido más bonito, un maquillaje más perfecto, unos complementos más originales, ni un peinado más cuidado que vuestra sonrisa. El día de vuestra boda es un día para sonreír hasta que os duelan todos los músculos que se utilizan para tal fin. Me gustan las novias cuya única preocupación es ver la cara del novio esperándola en el altar y no le cabe la sonrisa en el rostro. Me encantan las novias que no están constantemente preocupadas por el vestido, el pelo o el maquillaje y sí por los besos, por pasarlo bien y por disfrutar rodeada de sus seres queridos. Disfruto cuando tengo sesiones de fotos naturales, románticas y distendidas.  Una novia que esté demasiado preocupada por estar impecable, por lo que piensen los demás o por quedar bien en la foto no está disfrutando de su día como se merece. Ese día pasa muy rápido, ¡Disfrútalo!

WIll Marsala Fotografia bodas madrid_003

El día de vuestra boda compartiréis uno de los mejores momentos de vuestra vida con vuestros invitados pero tenéis que tener claro que a veces no se puede hacer feliz a todo el mundo, por ello no olvidéis que la felicidad que realmente importa ese día es la vuestra. Las personas que os quieren serán felices viendo a una pareja que se mima, que baila hasta destrozarse los pies, que se divierte, que se emociona… Me gustan los novios que huyen de los compromisos y se dedican a ser ellos mismos. Me encantan las parejas que disfrutan de cada momento juntos y, cómo no, con sus invitados. Disfruto cuando mis parejas se olvidan de la cámara y viven su momento con intensidad. Ni el mejor fotógrafo de bodas del mundo podrá captar una emoción, un sentimiento, una reacción si no es real. Soy un privilegiado por compartir los vuestros en cada boda.

WIll Marsala Fotografia bodas madrid_004

El fotógrafo de bodas es sólo una parte de todos los proveedores con los que tendréis que contar. Es importante que confiéis en profesionales que sepan aconsejaros y que conecten con vosotros. Elegir a las personas correctas hará que el día de la boda disfrutéis al máximo. Me gustan las parejas que se involucran en la preparación de su boda, todo lo handmade, las personalizaciones y cada uno de los detalles de ese día tan especial. Me encanta cuando los novios encuentran todos los medios para materializar la boda que siempre han soñado. Disfruto siendo parte de la historia de mis parejas pero, sobre todo, ser el responsable de que guardéis momentos únicos en instantáneas para toda la vida.

WIll Marsala Fotografia bodas madrid_005

En definitiva, haced que vuestra boda sea precisamente eso: VUESTRA. Poned toda la ilusión y las ganas del mundo en la preparación del gran día y cuando llegue: relajaos y disfrutad cada instante como si volvieseis a ser niños. Lo que sentís el uno por el otro, vuestra historia, las miradas, el amor… el camino que lleváis recorrido juntos y el que os queda por recorrer es lo que da sentido a una boda.

¡Nos vemos pronto!

Vuestro fotógrafo de bodas,

Will Marsala

>