Sobre mi

Hola, soy Will. Desde mi primera comunión allá por 1995 en la que recibí mi primera cámara (gracias tía Mato, ese día me cambiaste la vida!) y de las "abstractas" fotos que surgieron de ella que además arruinaron a mis padres revelando carretes, supe que practicando mucho, este mundo sería el mío.

Poco a poco fue la cosa tomando forma, y empecé en el mundo del cine y de la publicidad, haciendo foto fija de los rodajes.

Entonces llegó Ana a mi vida, la mujer de mis sueños, y la que da sentido a todo! Nos casamos y tuvimos a nuestra hija Paula (nos flipa el helado de chocolate!).

Nuestra boda fue tan divertida y emotiva, que me dije:
"ser fotógrafo de bodas mola todo!!" me lancé de lleno y no me equivoqué.

La clave, como todo en la vida, creo que está en disfrutar con lo que haces, y a mi, la fotografía como mis chicas, me dan la vida.

.
Ya no sólo es hacer fotos buenas, es sentir que eres un amigo más en la boda, la gente se dirige a mi como Willy, no como el fotógrafo, por algo será... y me encanta!

Si hablamos de las fotos, sólo tenéis que ver echar un vistazo... a mi me va la alegría, la espontaneidad, el buen rollo y la gente enamorada de la vida, y eso se refleja en las fotos y en momentos únicos que nunca se volverán a repetir.

Los posados es algo viejuno y es que las fotos de la boda han de ser tan divertidas como lo es ese día para vosotros ¿Acaso no es una fiesta? Y de las buenas.
El resultado de hacer lo que me encanta, se refleja en la opinión que tienen tanto los recién casados como los invitados.
Es muy habitual en las bodas escuchar “¡Ojalá te hubiese conocido antes de casarme!”

Aproximadamente el 90% de las parejas que me contratan vienen recomendadas por novios que confiaron en mí.

Por otro lado, después de años de trabajo duro, éste se ha visto recompensado pues actualmente formo parte del selecto grupo internacional de fotografía de boda FEARLESS.

Si estás pensando es que me ocupe de hacer vuestra boda, estaré encantado. Actualmente resido en Madrid, pero me desplazo allá donde os caséis, la mayoría de mis bodas son por toda España y en el extranjero.

¿Hablamos?